Lo que NO debes hacer a la hora de elegir tu vestido

Ha llegado el momento de comenzar con la búsqueda del vestido de novia con el que tantas veces has soñado, pero no sabes muy bien cómo actuar ni por dónde empezar, sólo sabes que ese día quieres sentirte única y ser la más linda. Por esta razón, te daremos algunas recomendaciones sobre lo que no debes hacer cuando inicias con este proceso.

  1. Llevar más de 2 acompañantes a tu prueba de vestidos.
    ¿Por qué? Al momento de tomar una decisión, cuánta más gente te acompañe, más opiniones diferentes y más confusión. Es fundamental que la novia decida, teniendo en cuenta sus propios gustos y su personalidad y no dejarse influenciar por otras opiniones que pueden cambiar la decisión final.
  2. Medirse vestidos que están muy por encima del presupuesto.
    ¿Por qué? Se crean falsas expectativas y, en consecuencia, enamorarse de algo que la novia no puede alcanzar.
  3. Ir a pruebas de vestidos sin planes de separarlo.
    ¿Por qué? Los inventarios de vestidos son cambiantes todo el tiempo; si no tomas una decisión en el momento, deberás agendar una nueva cita, por lo tanto, será tiempo perdido.
  4. Llevar niños pequeños o mascotas.
    ¿Por qué? La prueba de vestidos es un momento que requiere mucha concentración y atención para identificar lo que realmente le funciona a la novia. Cuando se llevan niños y mascotas, la cita podría tornarse dispersa y estropearía la asesoría que te está brindando un experto.
  5. Ir a una cita de vestidos con personas que no son de tu entera confianza.
    ¿Por qué? Será más difícil discutir el tema del presupuesto y los gustos de la novia, que son fundamentales para tomar una decisión.
  6. Empezar la búsqueda del vestido poco tiempo antes de la boda.
    ¿Por qué? Las opciones de vestidos son más limitadas y se corre el riesgo de no quedarse con el vestido que las enamora, sino con el que esté disponible. Empieza a buscarlo lo antes posible, así te sentirás menos presionada y podrás tomarte el tiempo necesario para costearlo.
  7. Visitar muchas tiendas.
    ¿Por qué? Te llenarás de muchas opciones, y al momento de tomar la decisión final, no será nada fácil.
  8. Ir a citas con afán.
    ¿Por qué? El tiempo estipulado para brindarle una asesoría completa a las novias, es de mínimo una hora. Asiste a las citas con la mayor disposición y así podrás sacarle el mayor provecho para hacer una buena elección.

Por último, y aunque sabemos que es una decisión personal, les recomendamos no ir a la prueba de vestidos con el novio para que el día de la boda, sea una sorpresa y un momento mágico para él y todos los invitados.

0 0
Feed