Tipos de blanco para el vestido de novia

Durante años, incluso siglos, blanco es el color para el vestido de novia y su significado es “inocencia y pureza”. Sin embargo, muchas novias desconocen que existen varias tonalidades de blancos con varias matices para los vestidos de novia, y es importante saber elegir el tono adecuado de acuerdo con el color de piel.


-Blanco puro o blanco óptico: Es el más blanco de los blancos, no es recomendable en pieles blancas o novias muy rubias, ya que hará que la novia se vea pálida. Luce muy bien sobre pieles morenas u oscuras.

- Blanco natural: Es el tono más blanco entre los textiles naturales, luce un poco menos brillante que el blanco puro. Se encuentra generalmente en telas como la seda y el algodón. Este color blanco es ideal para las novias de piel clara, un porcentaje significativo de novias lucen mucho mejor este color.

-Marfil o ivory: Este tono de blanco tiene un trasfondo de oro o amarillo, que hace que se vea un color cremoso. Se adapta con casi todos los tipos de piel, pero en especial con los rostros un poco más rosados.

- Beige: Es un color de matices cafés muy claros, como la arena. Luce especialmente en pieles claras.

-Perla: Este color tiene un suave matiz gris, generalmente es elegido por novias “maduras” en mayor cantidad que por las jóvenes. Es difícil de encontrarlo pero es un tono elegante y muy sutil, expresa carácter y personalidad decidida para quien lo use.

- Champagne: Es un tono blanco con matices discretos de dorado y rosa, ideal para piel blanca con tonalidades amarillas.

0 0
Feed